Los Fondos de Recuperación Europeos llegan con más de 750 millones de euros a repartir entre el 2021 y el 2026. Se avanza el horizonte de la reducción de emisiones al año 2040.

 

¿Qué son los fondos de recuperación europeos?

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España se financiará con los fondos de recuperación europeos (Next Generation EU). Se espera recibir hasta 140.000 millones de euros, de los cuales alrededor de 72.000 millones se desembolsarán en formato de transferencias a fondo perdido, y el resto, se hará mediante préstamos.

 

¿Cuándo llegan estas ayudas?

Las primeras líneas de ayuda no saldrán hasta la primavera. Pese a esto, los diferentes Ministerios ya están lanzando consultas públicas para poder identificar aquellos proyectos de alto impacto mediante las Manifestaciones de Interés (MDI).

Los fondos plantean, entre otros, 4 ejes principales: la Transformación Digital, la Transición Ecológica, la Cohesión Sectorial y Territorial, y la Salud y Resiliencia. Todos estos, de una manera u otra, se enmarcan en las líneas de actuación de Etecnic Energy & Mobility.

 

¿Qué son los MDIs?

Las MDIs (Muestras de Interés) son procesos lanzados por los ministerios con el objetivo de ver posibles iniciativas privadas y públicas para definir áreas de interés concretas, para poder definir un PERTE u otras convocatorias.

¿Qué características tienen? Las MDIs no generan derechos ni obligaciones a ninguna de las partes. No es necesario formar parte de un MDI para participar en el proceso posterior, aunque es muy interesante participar para que se tenga en cuenta en la definición de los PERTEs esos proyectos que consideremos relevantes.

SE BUSCAN PROYECTOS TRANSVERSALES

 

¿Qué son los PERTEs?

Son Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica; proyectos de carácter estratégico con gran capacidad de propulsar el crecimiento económico, la ocupación y la competitividad de la economía.

Pueden ser proyectos únicos claramente definidos respecto a sus objetivos y modalidades de ejecución, o bien, un proyecto integrado (grupo de proyectos adheridos en una misma estructura) que comparta el mismo objetivo. Tienen que ser innovadores o que aporten un valor añadido en cuanto a I+D+I; que tengan un gran impacto o que suponga un riesgo tecnológico o financiero muy elevado.

LA COLABORACIÓN ES ESENCIAL.

 

¿Qué estructura tienen?

  1. Los ministerios necesitan ideas.
  2. Lanzan las Muestras de Interés para poder valorar proyectos.
  3. Los diferentes agentes buscan colaboradores para hacer una cohesión y poder participar en un MDI.
  4. El Ministerio recibe todos estos documentos y los clasifica en función de la tipología; el proyecto social, los de movilidad, de eficiencia energética, etc.
  5. Se lanzan los PERTEs.
  6. Sale el orden de bases y convocatorias para la participación en ayudas a entidades registradas en un PERTE.

Es importante saber qué proyectos queremos, ya que habrá un registro estatal de capacitación. Nos capacitaremos juntos pequeños o grandes municipios, PYMES, grandes empresas, centros de investigación, etc.

El vector tiempo y la capacitación técnica para abordar estos proyectos es lo más importante.

 

¿Quién puede pedir las ayudas de los fondos de recuperación europeos?

Las ayudas derivadas de los fondos de recuperación europeos se autorizarán automáticamente si cumplen unas condiciones concretas.

Los actores que pueden recibir las ayudas son grandes y pequeños municipios, PYMES, grandes empresas, centros de investigación, universidades, etc.

Tienen que ser proyectos tractores y no se excluye ningún sector, pero sí que se incide en la necesidad de que los proyectos susceptibles de obtener fondos europeos tienen que estar alineados, por ejemplo, con uno de estos cuatro ejes: la Transformación Digital, la Transición Ecológica, la Cohesión Sectorial y Territorial, y la Salud y Resiliencia.

 

Solo en movilidad eléctrica hay 1.100 millones de euros derivados de los fondos de recuperación europeos.

El Gobierno dota de 10.000 millones de euros de los fondos de recuperación europeos para reactivar el sector del automóvil, cantidad que supone el 14% del presupuesto Next Generation EU para los próximos tres años. Principalmente se destinarán a impulsar la movilidad baja en emisiones y conectividad. Es decir, la prioridad es desarrollar un ecosistema de movilidad sostenible, inteligente, segura y conectada.

Esta hoja de ruta de movilidad sostenible, segura y contactada destinará más de 6.000 millones de euros al despliegue de la infraestructura de recarga para el vehículo eléctrico, el desarrollo de nuevos modelos de negocio y la modernización del parque con vehículos limpios (cero emisiones) y al establecimiento de zonas de bajas emisiones.