Las estaciones de servicio mejor preparadas para afrontar las necesidades actuales y futuras en materia de eficiencia, oferta, innovación, sostenibilidad y diversidad de servicios juegan con una importante ventaja frente a la competencia.

Muchas personas se preguntan como serán las estaciones de servicio en los próximos años. Y es que la movilidad y la tecnología están acelerando el proceso de cambio hacia una nueva era smart. Una era en la que estar preparado no es un planteamiento de futuro, sino una necesidad actual. Por una parte está la digitalización de nuestro día a día, el estar conectado a un mundo cada vez más globalizado y a la facilidad de acceder a servicios a través de nuestros teléfonos móviles. La conexión entre usuarios, proveedores y servicios es cada vez mayor. Por otra, está el cambio en el paradigma de la movilidad: vehículos eléctricos, híbridos, autónomos o compartidos son ya una realidad presente en nuestras carreteras. Y esta realidad va en aumento.

Aquellas estaciones de servicio capaces de leer este contexto y anticiparse a la fase final de una transformación colectiva inevitable, triunfaran. Las que no lo hagan, pueden llegar a desaparecer.

Datos del sector

Las matriculaciones de vehículos eléctricos en Europa han aumentado en más de un 48% anual durante los últimos 3 años según datos publicados por la Asociación Europea de Fabricantes de Vehículos (ACEA).  España también crece a un buen ritmo con alrededor de 3000 vehículos eléctricos matriculados en fecha de marzo de 2019 y la tendencia es que estas cifras vayan en aumento gracias al nuevo paquete de ayudas lanzado por el gobierno: el programa MOVES.

Los datos del sector que nos ofrece ecolinera.com nos dicen que “España se ha comprometido con Bruselas a reducir un 26% la emisión de gases efecto invernadero en 2030 y entre un 80% y un 95% antes de 2050.” En cuanto a las estadísticas reales para cumplir estos compromisos, “España necesita un parque de 300.000 coches eléctricos para 2020 y 11.000 electrolineras rápidas y ultrarrápidas […] Hacia 2030 deberá haber entre cuatro y seis millones de vehículos enchufables y unos 50.000 sitios de repostaje para cumplir los objetivos fijados con la UE.”

Siguiendo estos parámetros, las estaciones de servicio van a jugar un papel clave en el nuevo modelo de movilidad.

Anticiparse al cambio es jugar con una importante ventaja competitiva

En el artículo de la tercera edición del informe “Energy Journal” de Oliver Wayman “The Gas Station’s Digital Future is Around the Corner”, se habla de una nueva relación entre estación de servicio, cliente y automóvil. La digitalización de los servicios y la necesidad a la adaptación de estas a un nuevo modelo de negocio es una de las claves que analiza el informe. Según Alejandro Gaffner, socio de Oliver Wayman en España, “la transformación digital de las estaciones de servicio es inminente y sus efectos cambiaran el modelo económico del sector. En los próximos años, los operadores que se anticipen al cambio contaran con una importante ventaja competitiva.”

Un nuevo modelo

La tendencia en los próximos años, es que la demanda de gasolina y diésel disminuya y gane peso el repostaje de vehículos propulsados con energías alternativas con una presencia dominante del vehículo eléctrico. Disponer de puntos de recarga rápida y ultrarrápida será un factor determinante para dar cobertura a esta nueva realidad. Pero no solo eso. El modelo de negocio se transforma hacia una ampliación y maximización de servicios. Y ahí es donde entran las oportunidades gracias a la digitalización comentada anteriormente.

Según el informe de Oliver Wayman, las estaciones de servicio se convertirán en grandes centros logísticos de gestión de pedidos online. En este sentido, y sin llegar todavía a la realidad de los vehículos autónomos, los beneficios más inmediatos de los que disponen aquellas estaciones que se anticipen al cambio vendrán gracias al control del tiempo. La conexión entre usuario y estación a través de apps permitirán a los gestores de la estación prever la llegada de los clientes y el tiempo de repostaje gracias a la reserva de los puntos de recarga. Este es un factor determinante para replantear la oferta de servicios a durante la estancia de los clientes en las estaciones de servicio. Una oferta que se centrará en potenciar servicios de restauración, compras de todo tipo y mejorar la experiencia de usuario frente al mero hecho de ir a repostar.

Una oportunidad al alcance de la mano

Caminar hacia esta dirección ya es posible. Ecolinera.com es una red de estaciones de servicio equipadas con puntos de recarga para vehículos eléctricos y diseñadas pensando en el nuevo modelo de movilidad. Las estaciones disponen de tecnología de última generación con soluciones de recarga rápida y ultrarrápida de hasta 150 i 350 kW. Además cada estación tiene el control de sus infraestructuras de carga gracias a Mobility Smart Manger y de la eficiencia energética del centro gracias a  Energy Smart Manager.

EVCharge es la app móvil que conecta a los ecoclientes con la red ecolinera.com les permite planificar sus viajes y localizar las estaciones fácilmente, así como reservar los puntos de recarga y realizar los pagos.