Sabías que un Plan de Desplazamiento de Empresa no sólo es necesario, sino que aporta toda una serie de mejoras en la movilidad de los trabajadores, proveedores y visitantes, al tiempo que permite a cualquier empresa que se dote de ser más eficiente energética y económicamente ?

Te lo explicamos.

¿Qué es un Plan de Desplazamiento de Empresa?

Tal y como definen diversos organismos oficiales, como el departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalidad de Cataluña, un Plan de Desplazamiento de Empresa (PDE) «es un conjunto de actuaciones que pretende optimizar la movilidad de los trabajadores favoreciendo el uso de modos de transporte alternativos al vehículo privado, y racionalizar el uso del coche «.

El PDE «concierne los desplazamientos relacionados con la actividad profesional, o sea tanto los trayectos entre el domicilio y el lugar de trabajo como los desplazamientos profesionales de los trabajadores, colaboradores y clientes.»

¿Por qué es necesario que las empresas dispongan de un Plan de Desplazamiento?

Uno de los motivos principales por los que cualquier empresa debería disponer de un PDE es para reducir los accidentes laborales de tráfico, sean «in itinere» o en misión. Los datos nos confirman que el pasado 2017 fue un mal año en este sentido. 202 personas perdieron la vida en accidentes laborales de tráfico, lo que supone un 32,7% de todos los accidentes laborales de ese mismo año. El 60% de ellos de camino de ida o vuelta al lugar de trabajo.

Generalmente, las empresas están ubicadas en polígonos industriales y zona urbana. El desplazamiento de los trabajadores a sus puestos de trabajo implica una serie de impactos negativos para el medio ambiente y muchas veces para los mismos trabajadores que utilizan coche, ya que se ven afectados por la masificación del tráfico. Los gases contaminantes que emiten los motores de combustión contribuyen a empeorar la calidad del aire superando muchas veces los límites permitidos por la OMS.

Por este motivo, muchas empresas apuestan por la elaboración de planes de desplazamiento con el objetivo de mejorar la seguridad vial, fomentar la sostenibilidad y al mismo tiempo ser más eficientes económicamente.

¿Qué empresas deben disponer obligatoriamente de un PDE?

De acuerdo con el Decreto 152/2007 necesario que las empresas privadas de más de 500 trabajadores y las públicas de más de 200 trabajadores se doten de un Plan de Desplazamiento de Empresa.

Según el Plan de actuación para la mejora de la calidad del aire en las zonas de protección atmosférica, también deben elaborar un PDE todos los centros generadores de movilidad de acuerdo con el artículo 3.4 del Decreto 344/2006, que generen más de 5000 viajes al día.

A pesar de ser este tipo de empresas privadas o públicas aquellas que están obligadas a redactar un plan de movilidad, el departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalidad de Cataluña recomienda su implementación también en la pequeña y mediana empresa, a través del elaboración de un documento más simplificado.

¿Qué medidas incluye un PDE?

Con el fin de realizar un Plan de Desplazamiento de Empresa adecuado es necesario que inicialmente se realice un estudio de movilidad que recoja información diversa sobre ubicación de la empresa, disponibilidad de transporte público para acceder al puesto de trabajo, como este se puede compaginar con los horarios laborales, como los trabajadores acceden al sitio de trabajo, desplazamientos «in itinere» y en misión dentro del puesto de trabajo, estado de la flota, etc.

Una vez establecida una diagnosis sobre las condiciones de movilidad de la empresa elabora una serie de propuestas de actuación, un programa de implantación y el posterior seguimiento. Cada plan de desplazamiento siempre irá ajustado a las necesidades específicas de cada empresa. Entre las diversas medidas que incluye, se contempla desde el fomento del uso del vehículo compartido «carsahring» y el transporte público hasta la posibilidad del teletrabajo para conciliar la vida laboral con la personal. El éxito radica en poner a disposición toda una serie de medidas que mejoren la situación para avanzar en este sentido.

Un medida que ya están implementando muchas empresas, y que permite avanzar en los estándares de la sostenibilidad, así como mejorar su RSC es la apuesta por el vehículo eléctrico. La descarbonización de flotas y la sustitución de la flota fósil por una flota eléctrica es garantía de ahorro económico y eficiencia energética. Esta apuesta, va ligada al estudio de disponibilidad de puntos de recarga en vía pública, así como la instalación de varios puntos de recarga en el seno de la misma empresa.

¿Cuáles son los objetivos y beneficios de disponer de un Plan de Desplazamiento de Empresa?

Queda claro pues que los PDE son una herramienta clave para gestionar la movilidad derivada de la actividad empresarial, así como para mejorar la seguridad vial «in itinere» y «in labore» y reducir el impacto negativo que ésta pueda tener sobre el medio ambiente.

Los objetivos son claros: impulsar la movilidad sostenible, incrementar la seguridad vial y minimizar el riesgo de accidentes, ahorrar en el consumo energético, mejorar la calidad de vida de los trabajadores y aumentar la productividad y competitividad.

Sumado a una mejora en estos aspectos y en la responsabilidad social corporativa, disponer de un PDE también aporta beneficios fiscales gracias a las ayudas que varias administraciones públicas ponen a disposición de las empresas. Algunas de estas bonificaciones son: reducción del IAE (Impuesto de actividades económicas), reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social según lo establecido por el Real Decreto 231/2017, cheque transporte por los trabajadores según lo establecido por el Real Decreto 1788/2010 o el Programa de Ayudas para actuaciones de cambio modal y un uso más Eficiente de los modos de transporte del IDAE.